dijous, 31 de març de 2016

Merry Christmas Mr. Lawrence


Otros nombres: Senjō no Merī Kurisumasu o Furyo.
Director: Nagisa Oshima.
Año: 1983

----------------------------------------------Opinión personal------------------------------------------------
La película está basada en Japón, durante la segunda guerra mundial donde un soldado británico llamado Jack Celliers (interpretado por David Bowie) llega a un campo de prisioneros. Mr. Lawrence, uno de los soldados británicos se comunica bastante con los japoneses e intenta hacer entender a los británicos su forma de pensar: ellos creen firmemente en la gloria, honor y la disciplina y creen que los británicos son unos cobardes por dejarse atrapar y no suicidarse. Cada vez, las condiciones en las que están los prisioneros son peores y también es más grande la presión que tienen que aguantar. 

Decidí ver la película porque hace tiempo mi madre me la recomendó diciendo que fue la primera película que le encantó fuera de la temática romántica. Además, el hecho de que David Bowie fuera uno de los personajes principales me animó aún más a darle una oportunidad...y no me arrepiento para nada del mundo.
Es sin duda, una de las películas más preciosas que he visto durante toda mi vida. Además, también se producen escenas algo cómicas aunque siempre con ese tormento que provoca la guerra de por medio. 
Los personajes me encantan. Jack Celliers se muestra valiente contra todas las adversidades, además parece un hombre sincero e inteligente, aún así, cuando él cuenta su pasado puede cambiar tu visión sobre él, pero aún así, a mi su pasado no me hizo odiarle sobretodo al ver como quería arreglar las cosas y su arrepentimiento (no spoilers, tranquis). Mr. Lawrence es mi personaje favorito (I'm sorry, David) porque intenta entender a todos y digamos que hace de "mediador", tiene un corazón enorme y una paciencia extraordinaria. Yonoi también es un personaje muy interesante, ya que se puede observar la guerra interna que tiene dentro, entre sus ideales y lo que le pide el corazón.
Además, la película está llena de frases perfectas, que no os voy a desvelar porque lo bonito es descubrirlas durante la película.
Las interpretaciones son geniales. No había visto ninguna película de estos actores antes (al menos que yo recuerde) excepto de David Bowie, que había visto Dentro del laberinto. La verdad es que todos me han sorprendido muchísimo y me han encantado.
La banda sonora también es una pasada, el viernes cuando la vi me pasé todo el día tarareando las melodías.
Os recomiendo que le deis una oportunidad, a mí me llegó al corazón y sé que las frases que escuche y las situaciones que vi en ella estarán conmigo hasta el fin de mis días.

Don't be lasagna!
Lluna


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada