divendres, 1 d’abril de 2016

Buscando a Alaska.


Número de páginas: 304 páginas.
Escritor: John Green.
Miles, un joven que busca su destino, y Alaska, una chica perdida en el laberinto de la vida, se enfrentan a preguntas intemporales.
Antes: Miles ve cómo su vida transcurre sin emoción alguna. Su obsesión con memorizar las últimas palabras de personajes ilustres lo lleva a querer encontrar su Gran Quizá (como dijo François Rabelais justo antes de morir). Decide mudarse a Culver Creek, un internado fuera de lo común, donde disfrutará por primera vez de la libertad y conocerá a Alaska Young. La preciosa, descarada, fascinante y autodestructiva Alaska arrastrará a Miles a su mundo, lo empujará hacia el Gran Quizá y le robará el corazón... Después: Nada volverá a ser lo mismo

----------------------------------------------------------Opinión personal---------------------------------------------------------------------------
Miles, el protagonista de esta novela decide irse de su instituto y comenzar a estudiar en un internado, en busca del Gran Quizá, ya que en su instituto de siempre es imposible encontrarlo. En resumen: Miles se cambia de instituto en busca de una nueva vida y nuevas experiencias. Allí, se hará amigo de su compañero de habitación quien le presentará a Alaska, una chica guapa, inteligente pero sobretodo: misteriosa.
Tengo que decir que de las cuatro novelas de John Green que he leído (hace poco terminé de leer El teorema Katherine) es mi favorita. Me ha encantado. 
La gente me decía muy a menudo que sin contar "Bajo la misma estrella" las tres otras novelas de John Green son muy parecidas, incluso mucha gente me ha dicho que el argumento es idéntico. Y no voy a mentiros: las otras tres novelas tienen rasgos muy parecidos, pero sinceramente, a mi no me han parecido idénticas. Ciudades de papel, por ejemplo, me enseñó que las personas muchas veces idolatran a las otras, me enseñó a dejar que las personas separen sus caminos, El teorema Katherine me enseñó a ver distintas caras del amor y que el futuro no es predecible. Buscando a Alaska me presentó la vida y la muerte y me dijo mil razones por las que vale la pena vivir.
En este libro describen la vida como "un laberinto de sufrimiento" siempre sufrimos por algo: estudios, relaciones, porque no sabemos que hacer con nuestro futuro... Siempre sentimos dolor. Pero el libro me hizo ver que aunque eso es cierto, vale la pena estar atrapada en este laberinto y me gustaría no poder salir jamás, porque si también estamos atrapados en un laberinto de sufrimiento me gusta pensar que también estamos atrapados en un laberinto de alegría.
Bueno, me estoy alejando del tema xD Solo quería deciros que es un buen libro para pensar sobre la vida y la muerte y muchas cosas más. Quizá John Green no me ha transmitido lo que él pretendía, no lo sé, pero me ha hecho ver otras muchísimas cosas y de eso es lo que trata el arte, de que cada uno lo interprete de forma libre. Así que sí, este libro es una obra de arte.
Los personajes están muy currados, como siempre pasa con John Green. El personaje principal se aprende todas las últimas frases de mucha gente, cosa que me llamó mucho la atención, por ejemplo la de James Dean. También es verdad que John Green al final afirma que no sabe si todas son las frases finales del cierto, pero bueno, está claro que el señor ha investigado y se lo ha currado mucho. 
No sé si habréis leído Las ventajas de ser un marginado o habéis visto la película, el caso es que hay un momento que Charlie dice "Me siento infinito". Creo que en esta novela hay un montón de momentos infinitos también.
Yo no me arrepiento de haber leído este libro. Es verdad que no me ha llegado tanto al corazón como otros libros  "juveniles":Las ventajas de ser un marginado, por ejemplo; pero aún así me ha encantado porque la verdad, esperaba menos de él.


Don't be lasagna!
Lluna

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada